Buscar
  • Marisel Rodríguez Solís

¡Cuidado! Así funciona el “gemeleo” aprenda cómo evitarlo



Cuando oímos la palabra gemeleo o clonación en ciertos contextos es muy probable que enseguida la relacionemos con la copia fraudulenta de un objeto. En el mundo de los vehículos es fácil asociarla con el mercado delictivo, donde ya existen multitudes de precedentes de vehículos falsificados a partir de piezas de otros automotores robados o siniestrados.


La clonación o el gemeleo de carros y motocicletas, como se le conoce en nuestro país, es una práctica habitual en todo el mundo y no es más que la suplantación de identidad de un auto. En palabras simples, el gemeleo se efectúa cuando el delincuente toma los números de chasis, motor y placa de circulación para utilizarlos en otro de la misma marca, modelo y similares características.



Arnoldo Lizano, investigador de la Sección del Robo de Vehículos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), recuerda que la serie de un carro es como una cédula, no se puede alterar.


“Los vehículos traen unos números que los identifican, estos son como la huella digital, traen dos números en particular uno que corresponde al número VIN o número de chasis y el otro que es el número de motor. Cada vehículo trae números diferentes que identifican su origen, fabricante o ensamblador, algunas características técnicas, modelo y el número de serie o de producción; son numeraciones únicas” comentó el experto.


En el mundo delincuencial, esta modalidad es utilizada luego de robar los automotores. Retiran las placas originales y ponen unas falsas, así mismo se encargan de borrar con herramientas, la numeración genuina para regrabar de manera fraudulenta la identificación de chasis y motor que corresponden a la de un vehículo que verdaderamente fue registrado legalmente, haciendo de esta manera que características como el color, marca y modelo coincidan y así posteriormente venden dichos bienes a compradores que erróneamente creen haber adquirido de manera legal los automotores.



La clonación de vehículos es un negocio muy rentable para las personas que se dedican al robo de vehículos. Con esta práctica del gemeleo los delincuentes no levantan ningún tipo de sospecha en el momento de efectuar una transacción en el mercado de carros usados.


En los primeros seis meses del presente año, a nivel nacional se registró un total de 2207 denuncias por robo de vehículos en todas las categorías, esto representó un aumento de 573 casos respecto al mismo periodo del año anterior. Los datos estadísticos indican que la modalidad del descuido representó un 52% de las denuncias, mientras que el cocherazo representó un 19%, el asalto o bajonazo un 16% y un 13% otras modalidades.


A continuación los datos estadísticos de la Sección de Robo de Vehículos del Departamento de Investigaciones Criminales:




“Existe todo un engranaje en estas organizaciones, desde quienes ocultan el vehículo en cocheras o sitios escondidos, para lo que denominan como “enfriarlo” hasta las personas que generan un número nuevo de chasis y registro para hacer el “gemeleo” de ese vehículo y que pueda ser vendido e incluso es muy común que se dé vinculación con ventas de repuestos usados”, destacó Lizano.




La modalidad de fraude en la compra de vehículos usados


Es común ver ofertas a través de clasificados en internet u otros medios, donde se ofrecen motos y carros, a precios regalados, pero recuerde el dicho “lo barato sale caro” o “si algo está relativamente barato, es mejor dudar”.


Una de las primeras señales que debe tener en cuenta para pensar que un vehículo es clonado, es que la mayor parte de ellos son vendidos a bajo costo, incluso mucho menor que el precio normal, es decir, si encuentra un auto usado que está siendo vendido a un bajo precio, posiblemente usted se encuentre frente a un auto gemeleado, pues la realidad nos muestra que los delincuentes saben que vender un carro o una moto a un precio bastante económico y accesible a las personas, es el anzuelo perfecto para poder lucrar.


Definitivamente la forma más efectiva de reconocer la clonación vehicular, es a través de una consulta por la placa de circulación, la cual permite obtener todos los datos del vehículo, tales como la marca, modelo, color, tipo de carrocería, propietario, pero sobre todo, los números identificatorios del vehículo, es decir, el número de identificación vehicular (V.I.N.) y el número de motor; una vez que se cuenta con los datos del vehículo usado que se pretende comprar, se debe verificar que ellos coincidan con los grabados físicamente en el vehículo, pero lo más importante, es que tanto el número de chasis, como el número de motor, no sean remarcados o presenten alguna anomalía.


Si una persona llega a comprar un carro que ha sido clonado y el personal policial lo llegase a detectar, lo primero que debe saber es que el vehículo será incautado y devuelto a su verdadero propietario, por lo cual el comprador habrá perdido el dinero que pagó por el bien, además de verse involucrado en una investigación policial por haber comprado aún sin saberlo, un auto robado, cuyo hecho constituye un delito de receptación.


Es importante recalcar que si usted pretende comprar un vehículo usado y nota alguna irregularidad o tiene sospechas de que podría tratarse de un carro o motocicleta gemeleada, puede dar aviso a las autoridades a través de la línea 800-8000-645 del Centro de Información Confidencial del OIJ.


2547 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo